lunes, 8 de noviembre de 2010

Declaración del Colectivo de Varones Antipatriarcales en el marco de la Marcha del Orgullo LGTTTBI


El “orgullo” es la dignidad de hacer nuestra disidencia visible
Los compañeros que integramos el Colectivo de Varones Antipatriarcales celebramos la Marcha del Orgullo como símbolo de lucha contra el HeteroPatriarcado, y su pretensión autoritaria de negar la disidencia sexual y las identidades genéricas no normativas. Nuestra disidencia, más allá de ser bi, heterosexuales o putos, es con la heterosexualidad en tanto régimen político obligatorio y normalizador.
Che, Macho, Abrí el armario!!!
Los varones, generalmente nos construimos como tales, internalizando un modelo de masculinidad hegemónica que nos impone una forma de ser y actuar que atenta contra las posibilidades de construir lazos solidarios, cooperativos, horizontales. Ser varón, en el ideario patriarcal, es ser activo, competitivo, agresivo, racional, apático y fundamentalmente, ejercer algún tipo de poder sobre otrxs. Para alcanzar la cúspide de las jerarquías sociales, también deberíamos ser propietarios y buenos consumidores, proveedores de familia, blancos, cristianos y claro está; heterosexuales.
La trans-lesbo-homofobia se convierte así, en una característica de la masculinidad hegemónica, en un rechazo que a la vez que violenta y discrimina, reafirma la propia “hombría”. En éste sentido, nuestro aporte específico a estas luchas, pasa por poner en cuestión ésta masculinidad hegemónica, empezando por deconstruir nuestras propias identidades, y por hacer visible la necesidad de que rompamos la complicidad machista entre varones, para recrearnos en la reflexión y en la lucha colectiva
Para todxs TODO!!
Nos organizamos contra toda forma de desigualdad, y esto incluye al sistema capitalista que nos aliena y explota. Por ello, repudiamos la mercantilización de la marcha por parte de la burguesía gay friendly y quienes confunden la fiesta y la lucha con alegría, con un evento de auspiciantes del ambiente.
Aún con críticas al matrimonio como institución, apoyamos activamente la sanción de la ley de matrimonio igualitario, en tanto materialización y empuje hacia una ampliación de los imaginarios posibles, en tanto proceso de reconocimiento y visibilización que superó completamente a la reforma legal en sí misma. Pero la igualdad está  aún lejos del horizonte.
La transfobia está a la orden del día, con edictos policiales y códigos contravencionales como el que quiere imponer Scioli, así como con aquellas iniciativas pogres que proponen una ley de identidad de género que sigue acorralándonos entre dos opciones; se es mujer, o se es varón. Avanza sobre el imaginario que santifica el destino inexorable del cuerpo biológico, pero se mantiene firme en el binario de género mujer-varón, negando a travestis, transexuales y transgéneros, y manteniendo el poder estatal de dictaminar jurídica y psiquiátricamente, negando la autonomía sobre nuestros cuerpos e identidades.
La Lesbo-Trans-Homofobia de estado que niega iguales derechos a sujetxs diversos, alimenta y reproduce la violencia heterosexista.
Estamos transitando un tiempo dónde las reivindicaciones sexo genéricas cobran una fuerza creciente, pero los actores reaccionarios no son pocos ni subestimables.
Está en el diverso movimiento y activismo LGTTTBI salir del armario de los dogmas y las construcciones sectarias, luchar por superar la fragmentación existente, y avanzar en articular la diversidad desde abajo.
Por todo esto luchamos, como dice Lohana Berkins, PARA QUE NO UN PEDACITO, PARA QUE TODO EL CIELO SEA ROJO, REBELDE, RESISTENTE, Y QUE EN ESE CIELO BRILLE FUERTE EL ARCO IRIS NOS VEMOS EN LAS LUCHAS!



NI MACHOS, NI FACHOS!
COLECTIVO DE VARONES ANTIPATRIARCALES!

sábado, 28 de agosto de 2010

¿Quiénes somos?



                                                  Nuestra presentación
Somos varones que decidimos agruparnos por afinidad de intereses y objetivos, nos unen los afectos y el buen humor.  Tenemos como objetivo lograr cambios, trabajando con los varones y empezando por nosotros mismos.
En el camino que comenzamos a recorrer, nos fuimos conociendo en algunas discusiones y propuestas, luego comenzamos a compartir puntos de vista, manifestando acuerdos y confianzas mutuas, lo cual nos permite ir clarificando el rumbo que como varones queremos encarar para transformar y transformarnos.
Tenemos la voluntad de integrarnos y participar en un nivel de igualdad y cooperación horizontal.
Vamos desarrollando un espacio de confianza y compañerismo dónde nuestra energía es volcada a la lucha antipatriarcal con criterios de organización y construcción colectiva.
                                                      Nuestros desafíos
 Construir un espacio de varones antipatriarcales, que realice una profunda crítica de las propias identidades de género, atravesadas por la Masculinidad Hegemónica y por el sistema desigual de distribución de poder entre los géneros, que sostiene las múltiples formas de opresión y explotación existentes.
 Construir con vocación profundamente anti-jerárquica, confrontando al Patriarcado y todo otro sistema de dominación que reproduzca desigualdades como mecanismo de fragmentación y estratificación vertical. Para ello es necesario deconstruir las identidades masculinas que se sostienen en el sistema de valores hegemónico, las cuales sostienen constantemente la voluntad de poder y dominio que hasta ahora nos ha caracterizado como varones.
 Construir un espacio horizontal y de forma colectiva, con presencia activa y protagonismo real de sus integrantes, con profunda implicación en el proceso de auto-transformación al que venimos apostando.

 Apostar a una construcción prefigurativa. A través de las relaciones de cooperación, solidaridad, afecto y confianza, se puede ir construyendo nuevas formas de ser varones y de relacionarnos entre nosotros. Aprendemos a ser varones identificándonos e interactuando con otros y otras, por lo tanto, construir referencias que disparen nuevos sentidos acerca del “ser varón” y construyan practicas e imaginarios simbólicos instituyentes se vuelve una tarea fundamental como varones antipatriarcales. En este sentido, apostamos a la pedagogía popular  emacipatoria, al trabajo cultural y creativo, como formas de resistencia y transformación.

 Generar articulación desde la diversidad. Estamos convencidos de la necesidad de construir vínculos entre colectivos/as militantes de las diversas identidades de género, dirigidos hacia reivindicaciones sociales y políticas diversas, de carácter crítico y transformador. Creemos necesario construir esos nuevos vínculos desde abajo, desde la confianza y la práctica compartida.

 Deconstruir formas de organización excluyentes, discriminatorias, individualistas, competitivas. Si no se priorizan los objetivos que tiendan a la deconstrucción de la Masculinidad Hegemónica, no se puede pensar en cambios reales en las relaciones entre los varones,  mucho menos entre las diferentes identidades de género.

 Trabajar junto a otros varones desde nuestras diversas masculinidades, en tanto varones preocupados por las desigualdades inherentes al sistema sexo-género de dominación masculina para avanzar en organizarnos y lograr transformaciones. Vemos con mucho entusiasmo que se en muchos lugares de esta ciudad y de otras grandes ciudades de Argentina, así como también en muchos otros países latinoamericanos y de otros continentes, están emergiendo cada vez más, nuevos movimientos de varones por el cambio.

 Construir un espacio que involucre una fuerte implicación personal y colectiva de cada uno de los varones participantes. Los objetivos del colectivo deben apuntar tanto a la lucha e intervención activa contra el sistema patriarcal, contra la violencia, la discriminación, las desigualdades en relación al género, como a promover transformaciones sociales profundas y generales en nuestra realidad social.